Translate

domingo, 15 de abril de 2018

Gaël Faye - Pequeño país

...De cómo se masca un genocidio a los ojos de un niño... 

El autor: http://www.salamandra.info/autor/faye-0


Reseña: https://www.wiriko.org/letras-africanas/pequeno-pais-gael-faye/

Algunas citas del libro:

“La poesía no es información. Sin embargo, es lo único que el ser humano retendrá de su paso por la tierra.”

“¡Menuda gente! Son de los que se rascan la oreja izquierda con la mano derecha...”

“África tiene la forma de un revólver. No se puede hacer nada contra esa evidencia. Disparemos. A diestra o a siniestra, pero ¡disparemos!”

“Descubrí el antagonismo entre hutus y tutsis, la infranqueable línea de demarcación que obligaba a cada cual a estar en un bando u otro. Uno cargaba con ese bando desde que nacía, igual que se recibe un nombre, y eso lo perseguía para siempre.”

“Sin que se le pida, la guerra se encarga siempre de procurarnos un enemigo. Yo, que quería permanecer neutral, no pude serlo.”

“Gracias a las lecturas, derribé los límites del callejón, respiré de nuevo, el mundo se extendía a lo lejos, más allá de las vallas que nos encerraban en nosotros mismos con nuestros miedos.”

“El genocidio es una marea negra: quienes no se ahogan van cubiertos de petróleo durante toda la vida.”

lunes, 9 de abril de 2018

Antonio Machado - Juan de Mairena

...De la esencia de Antonio Machado... 

El autor: https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Machado


Reseña: https://www.criticadelibros.com/metaliteratura-y-ensayo/juan-de-mairena-de-antonio-machado/

Algunas citas del libro:

“Lo corriente en el hombre es la tendencia a creer verdadero cuanto le reporta alguna utilidad. Por eso hay tantos hombres capaces de comulgar con ruedas de molino”

“Por muchas vueltas que le doy —decía Mairena— no hallo manera de sumar individuos.”

“Contra los escépticos se esgrime un argumento aplastante: «Quien afirma que la verdad no existe, pretende que eso sea la verdad, incurriendo en palmaria contradicción». Sin embargo, este argumento irrefutable no ha convencido, seguramente, a ningún escéptico. Porque la gracia del escéptico consiste en que los argumentos no le convencen. Tampoco pretende él convencer a nadie.”

“Un Dios existente —decía mi maestro— sería algo terrible. ¡Que Dios nos libre de él!”

“Nuestros políticos llamados de izquierda, un tanto frívolos —digámoslo de pasada—, rara vez calculan, cuando disparan sus fusiles de retórica futurista, el retroceso de las culatas, que suele ser, aunque parezca extraño, más violento que el tiro.”

“Claro es que en el campo de la acción política, el más superficial y aparente, solo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela.”

“Es lo que pasa siempre: se señala un hecho; después se le acepta como una fatalidad; al fin se convierte en bandera. Si un día se descubre que el hecho no era completamente cierto, o que era totalmente falso, la bandera, más o menos descolorida, no deja de ondear.”

“Y a los arbitristas y reformadores de oficio convendría advertirles: Primero. Que muchas cosas que están mal por fuera están bien por dentro. Segundo. Que lo contrario es también frecuente. Tercero. Que no basta mover para renovar. Cuarto. Que no basta renovar para mejorar. Quinto. Que no hay nada que sea absolutamente impeorable.”

“Decía mi maestro Abel Martín —habla Mairena a sus discípulos de Sofística— que un hombre público que queda mal en público es mucho peor que una mujer pública que no queda bien en privado.”

«La costumbre de Sócrates de echarse a la calle y de conversar en la plaza con el primero que topaba, revela muy a las claras al pobre hombre que huye de su casa, harto de sufrir la superioridad intelectual de su señora»

“¿Comprendéis ahora por qué los grandes hombres solemos ser modestos?”

“Nunca perdáis contacto con el suelo; porque solo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura.”

“Es muy posible que, entre nosotros, el saber universitario no pueda competir con el folclore, con el saber popular. El pueblo sabe más, y sobre todo, mejor que nosotros.”

“Hay que ser español, en efecto, para decir las cosas que se dicen contra España. Pero nada advertiréis en esto que no sea natural y explicable. Porque nadie sabe de vicios que no tiene, ni de dolores que no le aquejan.”

“La oniroscopia no ha producido hasta la fecha nada importante.”

“Decía mi maestro: Pensar es deambular de calle en calleja, de calleja en callejón, hasta dar en un callejón sin salida. Llegados a este callejón pensamos que la gracia estaría en salir de él. Y entonces es cuando se busca la puerta al campo.”

«De cada diez novedades que se intentan, más o menos flamantes, nueve suelen ser tonterías; la décima y última, que no es tontería, resulta, a última hora, de muy escasa novedad»

“Recordad lo que tantas veces os he dicho: es el pescador quien menos sabe de los peces, después del pescadero, que sabe menos todavía.”

“De la muerte decía Epicuro que es algo que no debemos temer, porque mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos.”

«Nada hay más temible que el celo sacerdotal de los incrédulos»

“Que cada cual hable de sí mismo lo mejor que pueda, con esta advertencia a su prójimo: si por casualidad entiende usted algo de lo que digo, puede usted asegurar que yo lo entiendo de otro modo.”

“Noto, sin embargo, que mi cuerpo se va poniendo en ridículo; y esto es la vejez para la mayoría de los hombres.”

“Una política sin entrañas es, en efecto, la política hueca que suelen hacer los hombres de malas tripas.”

“…el niño nos revela que casi todo lo que él no puede comprender apenas si merece ser enseñado, y, sobre todo, que cuando no acertamos a enseñarlo es porque nosotros no lo sabemos bien todavía.”

“…el hombre es el animal que mide su tiempo.”

“Habéis de ahondar en las frases hechas antes de pretender hacer otras mejores.”

“…como alguien ha dicho con supremo acierto, Dios hizo a los antiguos griegos para que podamos comer los profesores del porvenir.”

«Un pedagogo hubo; se llamaba Herodes».

“Pero volvamos a nuestras frases hechas, sin cuya consideración y estudio no hay buena Retórica. Reparad en esta: abrigo la esperanza, y en la mucha miga que tiene eso de que sea la esperanza lo que se abrigue. La verdad es que todos abrigamos alguna, temerosos de que se nos hiele.”

 “Aprende a dudar, hijo, y acabarás dudando de tu propia duda. De este modo premia Dios al escéptico y confunde al creyente.”

“Se miente más de la cuenta / por falta de fantasía: / también la verdad se inventa”

“De aquellos que se dicen ser gallegos, catalanes, vascos, extremeños, castellanos, etc., antes que españoles, desconfiad siempre. Suelen ser españoles incompletos, insuficientes, de quienes nada grande puede esperarse.”

“…«si quieres la paz, procura que tus enemigos no quieran la guerra»; dicho de otro modo: «procura no tener enemigos», o lo que es igual: «procura tratar a tus vecinos con amor y justicia».”

“Pero los hombres han inventado la guerra, el «crimen deshumanizado», la muerte entre ciegas máquinas, para permitirse el lujo de abreviar la vida de los mejores.”

“Entre el hacer las cosas bien y el hacerlas mal —solía decir Juan de Mairena cuando oficiaba de inmoralista— hay un término medio, a veces aceptable, que consiste en no hacerlas; porque, en verdad, mientras las cosas no se hacen, cabe esperar que han de hacerse bien algún día, pero hechas mal, fuerza será, primero, deshacerlas. Por eso, añadía, los malhechores deben ir a presidio.”

“Se miente más que se engaña / y se gasta más saliva / de la necesaria.”

“Pero los tontos propiamente dichos, que son un número incalculable de aspirantes a pillos, se encargan de mantener en el mundo el culto de todas las mentiras, porque piensan que, fuera de ellas, no podrían vivir. En lo cual es posible que tengan razón.”

“El hombre de oriente se sienta o se tumba sin esfuerzo para pensar; pero nosotros, cuando no andamos ágilmente en dos pies, caemos indefectiblemente en cuatro.”

viernes, 6 de abril de 2018

Arruinando siestas en Madrid



Para quienes no tuvisteis ocasión de acudir, aquí os dejo la grabación completa del acto de presentación del libro "Cómo arruinarle la siesta a un parado impaciente" del pasado día 3 de abril en el Centro Asturiano de Madrid, realizada por el propio Centro.

La grabación está hecha con cámara fija y por ello no se puede captar la totalidad de matices. Por ejemplo. os perderéis las proyecciones de las ilustraciones de Elena que se comentan en una parte de mi intervención (minutos 24:30 a 28:30) así como las de los carteles de las películas, de cuyas bandas sonoras interpreta Elena algunos fragmentos al piano a partir del minuto 29:30.  

Las películas son, por este orden:

La Novia Cadáver
Amelie
Pearl Harbor
Crepúsculo
Piratas del Caribe
Forrest Gump
Titanic
Amelie
Juego de Tronos
La Novia Cadáver

En el acto, además de nosotros intervinieron Andrés Menéndez, Presidente Adjunto del Centro Asturiano de Madrid que es quien lo introduce y clausura, y mi amigo y compañero Javier Salinas (a partir del minuto 6:22).

Las voces en off del público son las de Ana Muñoz (minuto 45:40), María Gil (minuto 50:41) y Álvaro Cuervo (minuto 52:24).

Muchas gracias de nuevo a todos los que nos habéis acompañado y, muy especialmente, al Centro Asturiano de Madrid por su amabilidad y hospitalidad.



domingo, 25 de marzo de 2018

Andrés Trapiello - Las armas y las letras

...De víctimas y verdugos,... De escritores con principios y con finales,... De cobardes, guerreros, supervivientes... ¡Un clásico!

El autor: https://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%A9s_Trapiello
                 http://www.andrestrapiello.com/


Reseña: http://www.jotdown.es/2011/07/las-armas-y-las-letras/

Algunas citas del libro:

“Eso es un sueño irrealizable, pero no, en literatura y en la vida, defender al débil de los fuertes, y a los fuertes y poderosos, de sí mismos.”

“Los cancerberos de los lugares comunes son los prejuicios.”

“Dicho de otra manera: o fascistas para conquistar el mundo o comunistas para salvarlo. Se había acabado el tiempo para poder vivirlo.”

“Más peligrosa que la verdad es la media verdad; más que la mentira, la media mentira, y para todo ello se precisa una inteligencia especial: de movimientos inesperados, como los del cangrejo, y versátiles, como los de la anguila.”

“…uno, puesto a mentir, puede hacerlo en la vida: en el teatro es imposible. El poeta es un fingidor en la vida, pero en la literatura no puede escamotear ni escamotearse su sombra.”

“Bergamín era en el año 36 un escritor sin género. Un ser contradictorio, poeta sin versos, ensayista sin prosa… Domador de musarañas, podría decirse de él.”

“Malraux, el célebre escritor que se haría en los primeros meses cargo de una escuadrilla de la aviación republicana, dijo que no terminaba de comprender un país en el que los comunistas como Alberti creen en la Virgen y católicos como Bergamín son comunistas.”

“En las guerras se muere y se mata, todo en ellas es injusto, de la misma manera que todo en ellas puede llegar a hacerse necesario. Sobre estos particulares jamás se pondrán de acuerdo ni los moralistas ni los filósofos.”

“Divide y vencerás. Fue la baza de ese régimen, de todo régimen antidemocrático: no más pueblo.”

“Cada uno es responsable de sí mismo. Las democracias se hacen a la luz de los taquígrafos, para decirlo en una sola frase. Las dictaduras se sustentan, por el contrario, sobre el principio de la cizaña, la traición y la insolidaridad.”  

“…a veces una media verdad es un camuflaje más eficaz que una mentira completa.”

“Y ya se sabe: nada como la patria para arrancar sentimientos insinceros o solemnes, de los que insufla el viento y el tiempo dispersa como vilanitos secos.”

“Ahí es donde deberíamos ver el arranque de la reconciliación nacional. No en una victoria de las armas, o de las ideas, sino en la muerte. La reconciliación sólo se produce cuando las dos partes han perdido ya todo lo que tenían que perder,…”

“En un escritor la vida no es más que esto: el camino más corto entre una idea y una palabra.” 

domingo, 18 de marzo de 2018

Patricio Pron - No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles

...De escritores fascistas, de extremos que confluyen y de juicios morales...

El autor: https://es.wikipedia.org/wiki/Patricio_Pron
                http://patriciopron.com/


Reseña: https://elpais.com/cultura/2016/03/14/babelia/1457954473_951237.html

Algunas citas del libro:

“Así que debe haber un momento en toda catástrofe en el que ya no existe juicio moral, o es inapropiado, o accesorio, o inútil para juzgar lo nuevo de la forma en que se enjuiciaba lo viejo, y en ese momento, breve o extenso —poco importa, repito—, los «buenos» textos literarios deben ser iguales que los «malos» ante los ojos de quienes los observan,...” 

“…se esforzaba por ser visto como un escritor monárquico y tradicional —es decir, como un escritor inofensivo, si ser monárquico y tradicional no es una ofensa de algún tipo, por ejemplo a la inteligencia de los demás…” 

“…si en realidad la economía es un cierto estado de ánimo, la economía de la literatura lo es en grado aún mayor…”

“…sostenía que todo, absolutamente todo, es un plagio, una apropiación, comenzando por las palabras que empleamos, cosa que, aunque no estaba mal, tampoco era muy original…”

“…en última instancia, la obra de un escritor es todo aquello que se publica bajo su nombre, incluso aunque no haya sido escrito por él.”

“Ver un monstruo es tan peligroso como ser uno mismo un monstruo porque ver uno y convertirse uno mismo en un monstruo son una y la misma cosa, puedo asegurárselo.”

“Una vez en la jauría, no ladres si no quieres. Pero, eso sí: mueve la cola.”

“¿No nos pasamos la vida fabricando libros como los boticarios fabrican recetas, limitándonos a echar cosas de una vasija en otra?”

“…los totalitarismos políticos regresan a menudo en forma de imperativos económicos y las formas sociales de opresión regresan mediante una invitación, que, por su naturaleza, no puede ser rechazada, al consumo y quizá al intercambio.”

“…en el último año ha descubierto que los cadáveres son todos iguales, no importa en qué hayan creído sus propietarios antes de morir; por ello, cada muerte es igual a cualquier otra y puede ser, y de hecho es, la suya propia.”

“Quizá, piensa, la guerra consiste sólo en eso, en la inercia provocada por una serie de venganzas que se solapan inevitablemente unas a otras hasta que el origen de todo, la primera humillación, ha sido olvidado.”

“…las experiencias de su padre y de sus abuelos, hasta donde podía conocerlas, le habían enseñado a no esperar nada de los demás y a desconfiar de las ideas que gozaban de predicamento…” 

martes, 13 de marzo de 2018

Balada de buitres


Sí. Parece ser que confesó. Quien lo mató es una mujer. Además es negra. Una mujer negra que además es inmigrante. ¿Ya estamos informados? Al parecer, no lo suficiente. Sabemos el nombre de la mujer. Sabemos sus relaciones afectivas con el padre de la víctima. Sabemos sus antecedentes “sentimentales”. Sabemos que vivió en Burgos. Sabemos que trabajó en una carnicería. Sabemos que tenía una hija pequeña que murió tras precipitarse desde un séptimo piso (aquel en el que residía). Sabemos que tiene otra hija de otra expareja. Sabemos, sabemos, sabemos…
Pero es que además de saber, especulamos, nos desahogamos en Twitter, en Facebook, en WhatsApp… Juzgamos, condenamos, reclamamos, exigimos,… Sí. También nos solidarizamos. Expresamos nuestro dolor. Nuestra rabia. La compartimos con unos padres destrozados. Con un pueblo traumatizado. En shock una vez más ante la tragedia de ver a una inocente criatura privada de su futuro por la maldad humana.
Todo muy humano. Muy de la condición humana. Incluso muy razonable.
Ahora rebobinemos. ¿Cuántas de las cosas que sabemos son realmente relevantes? ¿Qué parte de la “información” que nos abruma vía telediarios, programas especiales, noticieros y tertulias radiofónicas, prensa escrita, diarios digitales, redes sociales,… sería perfectamente prescindible sin disminuir ni un ápice lo transcendente del suceso, del abominable suceso?
¿Es relevante que la (confesa) asesina sea una mujer? ¿Por qué? ¿Acaso las mujeres sólo pueden ser víctimas siempre y en todo lugar en esta sociedad heteropatriarcal y los malvados son siempre del género masculino? ¿Se pretende acentuando su condición de género poner de manifiesto la excepcionalidad del hecho o se pretende desde la otra orilla rebajar la importancia que tiene una lacra tan execrable como la violencia machista?
¿Es relevante que la asesina sea negra e inmigrante? ¿Por qué? ¿Acaso los negros y los inmigrantes en general son por definición delincuentes en potencia, presuntos asesinos, maltratadores,…? ¿Se pretende una vez más acentuando sus características de raza y origen estigmatizar a una parte de la población o se pretende desde la otra orilla excitar el victimismo que supone el supuesto linchamiento mediático a alguien por esas condiciones?
¿Es relevante que la asesina haya sido “carnicera” y que su hija pequeña se haya “precipitado” desde un séptimo piso? ¿Por qué? ¿Acaso se busca radicar en el subconsciente del lector el doble sentido de la palabra “carnicera” e insinuar de ese modo su reincidencia? ¿Se pretende extender un estado de opinión que nos devuelva a las viejas películas del “far west” y a la aplicación de la “Ley de Lynch”?
¿Es relevante que la asesina tenga otra hija y otra expareja? ¿Es relevante que esas personas no quieran hacer declaraciones públicas? ¿Por qué? ¿Acaso consideraríamos razonable otro tipo de actitud? ¿Tan difícil es empatizar mínimamente con esas personas? ¿Acaso estamos queriendo atribuir a familiares y amigos algún tipo de responsabilidad en los desequilibrios o en la mera maldad de una persona concreta?
Sea cual sea su intencionalidad, tras un breve paseo por las redes sociales a mí personalmente todo esto me espanta y me devuelve a oscuros tiempos en los que había prensa especializada y de éxito, cuyo objetivo era revolver las tripas de la gente, excitar sus más bajas pasiones y en última instancia inocular el miedo en la población para justificar otros intereses no especialmente puros.
Esta mañana fue el funeral por Gabriel. Una inmensa manifestación de rabia, dolor y solidaridad ante una monstruosidad incalificable. Con poca diferencia en el tiempo la autora de esa atrocidad al parecer reconoció su responsabilidad. Bien. Caiga sobre ella el peso de la justicia en la medida en que los merece. ¿Se acabó?
Poco después, en uno de los informativos de una de las televisiones (prácticamente monográfico como viene siendo costumbre) escuché las palabras más sensatas en las voces de quienes tendrían más argumentos para no serlo. Decía Patricia, la admirable madre del crío,: “…que la bruja ya está donde tiene que estar y no le demos más vueltas y arriba la buena gente y los buenos corazones…” ¿Servirán estas palabras para terminar con tanto ruido mediático interesado? Lamentablemente, yo creo que no. No sé lo que se enseña ahora en las facultades de las llamadas ciencias de la información y comunicación audiovisual respecto al tratamiento de estos temas. Tampoco soy tan ingenuo como para ignorar que son muchos los intereses empresariales, por mantener vivas audiencias e ingresos publicitarios, pero… al parecer
le gustaban los peces al chiquillo
¡qué pena!
Hoy el color de moda es… amarillo

jueves, 8 de marzo de 2018

Antonio Muñoz Molina - Un andar solitario entre la gente

...Paseando con De Quincey, Beaudelaire, Benjamin, Poe...

El autor: http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Mu%C3%B1oz_Molina
                http://antoniomuñozmolina.es/


Reseña: https://elpais.com/cultura/2018/01/24/babelia/1516789884_740987.html

Algunas citas del libro:

“Un interfono de emergencia me sugiere casi una invitación íntima: Úsame cuando me necesites.”

“La ciudad se dirige a ti en el idioma del deseo.”

“Llamo poesía a la embriaguez y a la máxima concentración expresiva de cualquier arte o de cualquier presencia o imagen memorable del mundo real.”

“A medida que se va acortando el lápiz se vuelve más familiar, más adaptado al tacto y al gesto de la escritura, un apéndice del propio cuerpo tan unido a él como las gafas, por ejemplo, una extensión de la mano igual que las gafas son una extensión de la mirada.”

“Cada vez se hace más necesario un poco de silencio.”

“Como su propio nombre indica, la Deambulología es el estudio de los itinerarios seguidos por escritores, artistas, científicos, visionarios, indigentes y lunáticos: bien los habituales y mantenidos a lo largo de una vida entera —los paseos de Kant son el ejemplo clásico—, bien los irregulares, los repentinos, los que nunca han tenido regreso.”

“En una ocasión, Borges mencionó desdeñosamente a esos biógrafos «tan fascinados por los cambios de domicilio» que no tienen tiempo de fijarse en la obra de los autores que estudian.”

“Habría podido decir algo parecido a lo que dijo Borges al estudiante activista que lo amenazaba con apagar la luz del aula si no suspendía la clase y se unía a una huelga: «Adelante, apague. Tomé la precaución de ser ciego».”

“La intrigan esas personas que son muy sensibles para lo artístico del arte o para lo poético de los poemas pero no distinguen ni la belleza ni la fealdad en la prosa de la vida diaria, ni aprecian la poesía de lo real. Pero más aún la intrigan los benefactores de la humanidad, los adalides de las grandes causas, que en su vida personal son mezquinos o desconsiderados, los apóstoles del pueblo que maltratan al camarero que les sirve o utilizan el sarcasmo para herir a quien desprecian.”

“Cuanto más prestigio tienen la grosería y el descuido ignorante como señales de espontaneidad, más le importa el cuidado de las formas.”

“Quién puede llamarse a sí mismo “poeta”. ¿Cómo lo sabe? ¿Porque escribe versos en lenguaje poético? El arte sucede, señor mío. La poesía aparece. Llega de golpe, y deslumbra, pero no se apaga. Llega ella sola. Emite una radiación como de polvo de uranio, durante siglos, durante milenios.”

“Pero no creas que el fracaso y la oscuridad son prueba del talento por el hecho de que lo hayan acompañado con cierta frecuencia.”

“El que te elogia puede estar mintiendo, o carecer de criterio. El que te hace una crítica negativa y dolorosa puede tener razón.”

“Una de las grandes desgracias de los escritores disidentes en la Unión Soviética era el respeto de Stalin por la literatura.”